sábado, 2 de junio de 2012

La colmena viajera


La colmena viajera

Ayer comencé el mes de Junio de una manera muy bonita y que me fascinó. Y es que el viernes 1 de junio se presentó, en el Jardín Botánico Atlántico de Gijón, el cuento “La Colmena Viajera”, una publicación sobre el importante papel de los polinizadores en la naturaleza y los beneficios que estos animales brindan al ser humano. Y cómo no, estuve allí.

"La Colmena Viajera" es un cuento infantil (aunque como bien dijeron, es ideal y apropiado tanto para niños como para universitarios) cuya protagonista, una abeja doméstica, explica por qué tanto ellas como el resto de polinizadores silvestres son tan importantes en la naturaleza, los beneficios que nos proporcionan a los seres humanos, los problemas con los que se encuentran en la actualidad y algunas medidas que entre todos podemos adoptar para protegerlos. 

Se trata del primer libro ilustrado que aborda de lleno la compleja temática de la polinización de las plantas. Pues, aunque no lo parezca, las abejas sirven para mucho más que para picarnos con su potente aguijón y que para hacer rica y deliciosa miel. 

Si esta obra te parece poco llamativa por la temática (aún sigues opinando que las abejas solo pican y hacen miel), sus ilustraciones te harán cambiar de opinión, pues… ¡¡¡ TE CAUTIVARÁN!!! No dejan indiferente a nadie. Convierten al libro y a la historia en conjunto en una auténtica obra de arte, merecedora de ocupar un puesto privilegiado en nuestra biblioteca casera y de ser mostrado y divulgado entre nuestras visitas hogareñas. Sin duda, una doble intencionalidad muy positiva: pasar un buen rato deleitándonos con las ilustraciones y conocer y abordar un tema actual, importante y preocupante. 

Calificada como una obra con vocación literaria, científica y didáctica, se complementa además con una valiosa “guía para el docente” (ideal para todos aquellos que deseen leer entre líneas y ver entre imágenes). 

Además, está disponible tanto en español como en inglés (“The travelling beehive”) así que aún más ameno para enseñar a los niños (y no tan niños) la importancia de las abejas (y demás polinizadores) a la vez que se disfruta en otro idioma. 

La colmena viajera

Me gustó mucho la presentación porque se pudo comprobar el duro trabajo detrás de este proyecto y la ilusión de sus participantes ante este acto de presentación oficial del mismo que lo dará a conocer y pondrá en boca de todos el proceso de la polinización, contribuyendo a que la población esté al fin informada de tan acuciante situación. Además, el ilustrador mostró paso a paso cómo de un boceto inicial iba desarrollando su obra gráfica hasta llegar a tener el producto final. Y la verdad que esto, para los amantes del dibujo y la pintura, es una gozada verlo. Y para los que no han sido dotados del don artístico supone maravillarse y asombrarse con lo mucho que el ser humano puede hacer con lápiz, papel e imaginación… 

Y ya para finalizar, indicar que la publicación se ha concebido como uno de los pilares del Proyecto "Observatorio de Agentes Polinizadores (proyecto APOLO)", una iniciativa coordinada desde el Jardín Botánico Atlántico, en colaboración con la Asociación española de Entomología y el Centro Iberoamericano de la Biodiversidad (CIBIO), que ha contado con el apoyo de entidades como la Real Sociedad Española de Historia Natural, la Asociación para la Defensa de las Abejas del Principado de Asturias (ADAPAS), la plataforma ciudadana Biodiversidad Virtual o la Fundación Caja Rural, entre otras, y con la financiación de la Fundación Biodiversidad, en el año 2011.

Para más info, podéis visitar también el blog de Juan Hernaz, el ilustrador del cuento.
  Con esto creo que definitivamente caeréis rendidos ante “La colmena viajera”.


2 comentarios:

  1. Pues me parece una propuesta muy interesante. Por aquí hay mucha polémica porque se quiere fumigar una gran extensión poblada de eucaliptos enfermos y los apicultores están muy en contra. No somos del todo conscientes, creo, de la gran importancia de estos "bichitos"... Hacen más, mucho más que darnos miel y picar.
    Besos y feliz sábado!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Rousmina, por contribuir a la difusión de esta obra.

    ResponderEliminar