martes, 31 de julio de 2012

[Just Read]: La arena del reloj - Mayte Esteban



La arena del reloj - Mayte Esteban


El pasado mes de Junio, en el blog El universo de los libros se celebró "un mes, una autora", dedicado a la autora Mayte Esteban.

Hasta entonces para mí Mayte Esteban era una autora totalmente desconocida. Pero con esta iniciativa conocí sus obras. Como ya publiqué en una pasada entrada, su novela "Su chico de alquiler" llamó mi atención nada más leer su sinopsis, pero "La arena del reloj" tenía muy buena crítica. Una novela corta pero intensa, que llegaba al corazón. Y  me dije: "Pues adelante, participemos en la iniciativa y de pleno."

Pues bien, hace unos días, yo ya diría que algo más de dos semanas, terminé de leer "La arena del reloj". Me llevó bastante leerla, y no porque sea difícil hacerlo, sino porque desde que la empecé, los diversos asuntos personales, académicos y laborales hacían que no le pudiese dedicar un gran tiempo continuo para leerla del tirón. Pero casi mejor así, ir degustándola de poco en poco.



Juan José Esteban siempre ha querido reflexionar sobre lo que ha vivido, pero lo deja para después, hasta que una enfermedad terminal le hace enfrentarse con los recuerdos de toda una vida.

Cuando nacemos se pone en marcha el mecanismo invisible de nuestro reloj vital. En ese momento, la persona que atiende el parto señala la hora del nacimiento y siempre he tenido la sensación de que, lo que hace en realidad, es darle la vuelta a un gran reloj de arena. Todo lo que nos ocurre después va sucediendo lenta y ordenadamente, gracias a ese pequeño agujero que pone en contacto las dos mitades de lo que será en adelante nuestra vida: lo que ha ido ocurriendo y lo que todavía nos queda por vivir.

****************************


Juan José Esteban siempre ha querido recoger sus recuerdos. Lo deja hasta la jubilación, pero una enfermedad terminal se interpone en su camino. Escrita a dos voces, La arena del reloj empuja al lector a la reflexión, a mirarse a sí mismo. Mientras el protagonista va repasando su vida, la autora, su hija, expresa los sentimientos que le produce la enfermedad de su padre. Empatía, emoción, rabia, rebeldía ante lo inevitable, discurren ante nuestros ojos mezclados con los recuerdos que entrecruzan su historia y la Historia. La arena del reloj te va a emocionar. 

****************************




En “La arena del reloj” Maite nos cuenta la vida de su padre, Juan José Esteban. Sus recuerdos de infancia, adolescencia, juventud y edad adulta, al mismo tiempo que reflexiona sobre ello. Juan José está enfermo; una terrible enfermedad llamada cáncer le aqueja y Mayte quiere poner por escrito sus recuerdos al mismo tiempo que las sensaciones que las palabras de su padre le suscitan.





¿Y qué me ha parecido? 

Pues una historia sencilla, ágil, familiar y conmovedora. Es una manera de conocer también la cultura española, la forma de vivir y sobrevivir de los españoles que nacieron en los años 40. Y es una manera de ver la vida de otros lugares (yo, que soy del norte, las cosas de más al sur a veces resultan distintas y llamativas).

Eso sí, también tenía cosas e historias parecidas a las cosas que me han ido contando en mi casa sobre mis familiares pasados. Es por eso que también me gustó el ver que, seamos del norte, del sur,de más al este o al oeste, la forma de actuar es muy parecida y compartimos vivencias. Así por ejemplo, momentos como comprar la primera tele a mí me suenan familiares y lo veo reflejado en esa gran tele vieja que aún conservamos en un piso tipo "Cuéntame" y que al menos, hace 20 años, alguna vez todavía disfruté viendo dibujos animados en la 2. 

Otra vivencia que me caló mucho fue lo de recordar momentos de la vida en función del coche que se tenía en ese momento. Mi padre también cuenta los años así y me parece gracioso y útil (y yo voy camino también de ello, y es que, parece que no, pero hay gente a los que un coche los marca para toda la vida).

En fin, es una bonita historia de una vida "anónima" pero que podría ser la de cualquier familiar o conocido nuestro. A la par, también conocemos la vida de su hija, y su sufrimiento ( y es que nadie dijo que la vida fuese un camino de rosas). Qué mal se lleva el tener que vivir a contrarreloj. Y eso queda muy bien reflejado en esta historia, en la que aún no estamos preparados para comprender que la muerte, al final, es el camino de la vida. Por eso, historias como ésta nos recuerdan lo importante de no dejar pasar cada momento y lo bueno que tiene el hablar y transmitir las vivencias de cada generación, porque si no, será un legado que queda perdido, abocado al silencio, abocado al olvido. 

Durante la lectura, se nota la desesperación ante una despedida anunciada pero que no acaba de llegar y ante una esperanza que sabes que al final te romperá el corazón en mil pedazos. Pero aún así, disfrutas con la fuerza del que cuenta la historia ante su situación, de su fortaleza. Por eso, cuando llegas al final del todo, es muy difícil evitar bañar tus ojos con lágrimas. Yo no lo pude hacer. Es ahí donde te dices: "Qué buen regalo el que tuvo Mayte Esteban en su día al escribir esta historia. No puede haber mejor legado tras una despedida tan dolorosa." Y entonces te recuerdas que quizás debieras compartir más tardes de cháchara y tertulia con tus familiares, esas sobremesas en las que empiezas hablando de la actualidad y acabas recordando hasta 2 o 3 generaciones anteriores a tí. Y lo que se disfruta sobre todo cuando te hablan de alguien que no llegaste a conocer pero del que puedes tener rasgos o maneras de ser".

Sin duda, "La arena del reloj" es una pequeña gran historia con más valor y enseñanza emocional que la cantidad de palabras que la componen. No te dejará indiferente, y sin duda, te hará pensar más en la vida y en los que te rodean. 

5 comentarios:

  1. yo lo lei hace unos meses y me gusto muchisimo, me alegro de que tu tambien la hayas disfrutado. Al final no pude participar en la actividad de Tatty, aunque espero poder leer algun otro de sus libros más adelante. Besos

    ResponderEliminar
  2. A mí también me gustó muchísimo este libro, es de esas historias que se quedan grabadas en la memoría y en el corazón y como dices, lo que cuenta es la historia también de la mayoría de nuestras familias
    besos y gracias por participar

    ResponderEliminar
  3. Maravillas he leído sobre este libro, y yo aún sin leerlo... Muy buena reseña!
    Besos,

    ResponderEliminar
  4. Las sensaciones que despierta este pequeño libro son tan parecidas en todos y a la vez tan diferentes. No sé cómo daros las gracias a los que os habéis animado a conocer mis libros, sobre todo para ti ha tenido que ser un salto mortal pasar de una historia ligera como es Su chico de alquiler a este otro relato.

    Espero seguir haciéndote disfrutar con mis historias. Todavía no conoces a Alonso...

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Las sensaciones que despierta este pequeño libro son tan parecidas en todos y a la vez tan diferentes. No sé cómo daros las gracias a los que os habéis animado a conocer mis libros, sobre todo para ti ha tenido que ser un salto mortal pasar de una historia ligera como es Su chico de alquiler a este otro relato.

    Espero seguir haciéndote disfrutar con mis historias. Todavía no conoces a Alonso...

    Besos

    ResponderEliminar