miércoles, 29 de agosto de 2012

[Just Read]: Quemada viva



Quemada viva - Souad

El primer testimonio de una víctima de un crimen de honor
Souad tenía 17 años cuando se enamoró y se quedó embarazada. En su país, el amor antes del matrimonio significa la muerte. Su familia decidió matarla y su cuñado fue el elegido para ejecutar la sentencia. Un día, mientras lavaba la ropa en el patio de su casa, vio aterrorizada cómo su cuñado se le acercaba, la rociaba con gasolina, encendía una cerilla y las llamas la envolvían. En los países donde la ley de los hombres ha instituido el crimen de honor, ada año se resgistran más de 5000 nuevos casos, y muchos más quedan en el anonimato. Ocurre en Cisjordania, Jordania, Turquía, Irán, Iraq, Yemen, India, Paquistán e, incluso en Israel y Europa. Sus casos se consideran individuales, "culturales" y no son objeto de grandes campañas solidarias, como las hambrunas o la guerra.
Souad se salvó de milagro y decidió hablar sobre la barbarie de esta práctica. Lo hace arriesgando su propia vida, puesto que la afrenta al honor de su familia
es un delito que no prescribe.
Quemada viva es el relato estremecedor de la primera víctima de un crimen de honor que se ha atrevido a romper el tabú del silencio.

No tenía pensado leer esta obra, en el sentido de que no tenía conocimiento de su existencia, pero cuando mi hermana lo cogió en la biblioteca y me lo enseñó, me gustó y decidí que yo también quería leerlo. 

Es uno de esos libros en los que te cuentan un hecho real pero de forma natural y sencilla haciendo que su lectura sea fácil, rápida, amena. 

La historia contada se divide en dos partes:
1) La vida de Souad en su pueblo natal y todo lo que ocurrió hasta que fue quemada viva.
2) La vida de Souad una vez está en el hospital tras ser quemada y la aparición en su vida de Jacquline, su "salvadora". Y cómo consigue continuar su vida, ya en el mundo occidental y lejos de su tierra, pero con muy cerca el horror de ser diferente a los demás, de no poder mostrar su cuerpo a la luz...

Lo que sacas en conclusión es que hay zonas en este mundo en el que las mujeres son un verdadero cero a la izquierda, y crecen en ese ambiente, de tal modo que ellas lo aceptan, porque es la verdad y la realidad que viven y que las rodea, y no pueden concebir otro tipo de vida. Saben que hay otras mujeres que son "malas" por ir solas, sin ir tapadas, que miran a los hombres, que hablan con ellos... Pero además de vivir sabiendo que tu sexo no vale para nada, nada más que para traer hijos al mundo (y mejor que sean varones, porque sino sí que vales menos aún), viven en un mundo extremadamente violento. Primero te pega tu padre, por lo que sea y porque vives bajo su techo, y luego te pega ese marido al que tanto tiempo llevas esperando porque es la salvación de salir de la casa paterna. Es increíble leer sobre maridos que dan brutales palizas a sus mujeres, incluso cuando están embarazadas, pero peor aun es leer que si la mujer huye a casa de sus padres a resguardarse, a la vuelta seguramente recibirá más palos por considerar su reacción como un deshonor, falta de lealtad...

Esto es lo que más me sorprendió, a parte de luego descubrir el sufrimiento por continuar viviendo sabiendo que eres una quemada, que eres única (porque hasta entonces no se había dado el caso de otra mujer quemada y que hubiese sobrevivido), y todo el rechazo que esto puede llevar aparejado. 

La otra parte de la moneda te enseña que aún después de todo este mal, siempre hay recompensa, pues Souad, con su escapada al mundo occidental, consigue aprender a leer, trabaja y recibe sueldo, es valorada en su trabajo e incluso llega a formar una familia. 

Por todo ello, me parece un libro que merece ser leído, sobre todo para conocer otras realidades y ser conscientes de ellas.

¿Os animáis con la historia de Souad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario