lunes, 19 de noviembre de 2012

[Just Read]: Las chicas malas no mueren


Las chicas malas no mueren - katie alender

Las chicas malas no mueren - Katie Alender

Alexis creía que llevaba una existencia totalmente disfuncional en el instituto: disfuncional como el matrimonio de sus padres; como Kasey, su hermana de trece años loca por las muñecas; incluso como su propia actitud antisocial y su animadversión hacia las animadoras. Kasey se comporta de forma más extraña que nunca: sus ojos azules se vuelven verdes, utiliza lenguaje extraño y anticuado, e incluso llega a tener lagunas sobre las que afirma no recordar nada de su extraño comportamiento. La casa en la que habitan también está cambiando. Las puertas se abren y se cierran solas, el agua hierve sobre los fogones apagados, el desconectado aire acondicionado transforma la casa en un lugar helado en el que las chicas pueden ver sus propias vaharadas. Alexis sabe que es la única persona que puede detener a Kasey. Pero ¿y si esa niña de ojos verdes ya no es Kasey?

Hacía tiempo había anotado en mi lista de libros a leer éste título. Me llamó la atención el título y me apeteció darle una oportunidad. Además, como era de estilo juvenil y no muy largo, me parecía que podría ser una amena lectura, sumado a la temática, más bien un poco de misterio.

Como siempre, está basado en el estilo y vida americana, pero como ya estoy más que acostumbrada, no me resultan extrañas las cosas que puedan ocurrir, escenarios, personajes, etc. 

Empecé a leerlo y he de decir que los 2 primeros capítulos me dejaron un poco sin saber por donde andaba. No entendía muy bien la manera de redactar las cosas... pero quizás fue que no le estaba prestando suficiente atención o que aparecían todos los personajes a la vez y mi mente no retuvo bien quien era cada uno. 

Seguí leyendo y entonces fue cuando empiezan a aparecer esos extraños ojos verdes e historias relacionadas con una niña llamada Sarah. El extraño comportamiento de la hermana de Alexis, la vida familiar (cada día más complicada) y la propia vida de Alexis, que se siente bicho raro pero que empieza a sentirse a gusto junto a Carter. 

Cuando aparece la palabra "poseída" es cuando pienso que la cosa se pone emocionante. Sigo leyendo y me digo: "¡Uy! como se complique mucho voy a tener miedito. ¿Y si se pone la cosa tan fea como la niña del exorcista?" Pero nada que temer. Quizás ésta se la parte un poco más floja, me esperaba más de acción en cuanto a cómo llegar a destruir al fantasma malvado que poseía a Kasey. Pasó en un abrir y cerrar de ojos. Se centró más en la unión de Alexis con Megan (una archiconocida animadora del instituto que no resulta ser tan superficial como aparentaba, que ha tenido un pasado difícil y duro, y que está más relacionada de lo que hubiera parecido con la posesión de Kasey por parte de Sarah).

Al final la historia viene a tratar más el tema de cómo sobrevivir en el instituto, de cómo hay que relacionarse con los compañeros y no dejarse llevar por las apariencias. La historia de cómo el patito feo que pasa desapercibido al final llega a ser un bonito cisne. 

Por lo tanto, una novela juvenil que no está mal pero que no será un novelón de terror y miedo. Más bien, otra historia de adolescentes americanos que intentar hacerse un hueco en su vida de instituto pero en este caso añadiéndole un punto de sucesos paranormales. 

De todos modos, tras visitar la web de la autora, he descubierto que tiene más novelas relacionadas con ésta (una continuación de la vida de la protagonista). Si las encuentro en la biblioteca les daré una oportunidad para ver qué tal y porque sabiendo que son continuación, casi que me apetece leerlas todas, por no tener la sensación de que dejo algo a medias. Además, al menos ésta no ha sido mala si bien no dejará una huella imborrable en mí jeje



2 comentarios: