miércoles, 5 de diciembre de 2012

Mejor empezar por el inicio...



Pues lo dicho, las cosas mejor empezarlas por el principio (o lo que es lo mismo: no empezar la casa por el tejado). 

Y eso es lo que he empezado a hacer, pero así de casualidad

Ayer pasé por una de mis habituales bibliotecas a devolver un préstamo y  me sabía mal volver sin un libro entre manos... pero no sabía muy bien qué coger (últimamente estoy perdiendo el instinto devorador lector... y no sé si es porque no me apetece o porque las obras que tengo entre manos no me llenan mucho...). El caso, que me fui a sección juvenil a ver si veía alguna tapa llamativa con sinopsis entretenida. Ví uno, lo cogí. Seguí mirando... ví otro, posé el anterior, cogí este, lo miré, me decidí y luego me arrepentí, lo posé y volví a coger el primero. Me voy directa a validar el préstamo pero ¡OH!, se cruza con mi mirada una portada de color rojo ya conocida por mí... ¡¿NO PUEDE SER!? ¿ES?... ¡¡¡DRAGON BALL!!!


¡¡¡SIIIIIII!!! Los 3 primeros tomos. Así que si lo habéis podido adivinar, me cogí 2 tomos, rehíce el camino para dejar la 1ª novela cogida en su sitio y me fui para casita con los 2 primeros tomos de Dragon Ball, para empezar la historia por el inicio, pues como ya comenté en una entrada pasada, soy fan de esta obra pero de haber visto el anime interrumpidamente en la tele

Así que este es el momento de empezar las cosas por el principio y disfrutarlas de principio a fin.

¡¡Buen Miércoles, lectores!!

2 comentarios:

  1. Nunca he tenido la ocasión de leer Dragonball, tiene que estar bien pero parece una colección muy amplia :D ¡Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una colección muy amplia tanto que yo me pierdo, pero ya que tengo la oportunidad de ir poquito a poco, al menos quiero aprovecharlo y disfrutarlo :)

      Eliminar