lunes, 25 de febrero de 2013

[Just Read: cómic]: Arrugas - Paco Roca


Arrugas - Paco Roca

Arrugas - Paco Roca

PREMIO NACIONAL DE CÓMIC 2008, PREMIOS GOYA 2012: mejor película de animación y mejor guión adaptado.

Paco Roca aborda en Arrugas temas delicados, hasta ahora escasamente tratados en historieta, como son el Alzheimer y la demencia senil. Y lo hace de un modo intimista y sensible, con algunos apuntes de humor pero sin caer en ningún momento en la caricatura. El aire de verosimilitud que se respira en el relato se ha visto propiciado por un cuidadoso trabajo de documentación. Paco Roca comenzó a recopilar anécdotas de los padres y familiares ancianos de sus amigos y visitó residencias de ancianos para saber cómo era la vida en ellas, un material de primera mano que le ha servido para estructurar una consistente ficción.


Como ya conté la semana pasada, me topé con este libro en la biblioteca y me lo llevé para casa, pues tenía curiosidad por saber cómo era después de haber oído hace tiempo la buena acogida de su adaptación a película de animación.

Como veis, me lo leí en un suspiro; es ideal para una tarde, pero no sólo para pasar el rato sino también para aprender un poco más de la vida de nuestros mayores. Descubrimos cómo es de verdad la vida de los que viven en residencias de la 3ª edad y sobre todo, cómo cada uno sufre su enfermedad, su soledad y su vida adulta. 

Para unos, ser mayor es ser como un pellejo viejo que molesta, cuya rutina diaria es levantarse, desayunar, dormitar, comer, dormitar, cenar, dormir... Y así día tras días. Otros sin embargo ven que la medicina les ayuda a vivir unos pocos días más, por lo que cada día cuenta y hay que dar gracias de vivirlo.

Pero también podemos conocer de primera mano cómo se sufre la enfermedad. Por un lado, el ver los efectos en los demás, y por otro, el ver cómo esa misma enfermedad te está afectando, pues también la sufres, mientras intentas huir de ella. Éste es el caso del protagonista, Emilio, que ve cómo afecta el alzheimer a sus compañeros de residencia pero también ve (al principio, pues luego ya la enfermedad le ciega) cómo le afecta a él e intenta huir (sin éxito) de ella: todo tipo de ingeniosas argucias para que no noten sus efectos (merece la pena descubrirlos). Cómo lo desconocido nos da miedo y cómo no queremos que la enfermedad se cebe con nosotros, reflejado en esta obra en la "planta de arriba de la residencia", donde residen los que ya no se valen por sí mismos y a la que nadie quiere subir, y si eso ocurre, se nota el vacío en la planta baja...

También vemos la devoción de unos por otros: familiares que viven en la residencia con sus seres enfermos para no renunciar a seguir con ellos, y compañeros que se apoyan unos en otros y se ayudan mutuamente... e incluso compañeros solitarios que reniegan de la vida y se resignan a vivir pero que acaban descubriendo la amistad, la importancia de la vida y dejan de lado la frivolidad y cambiar para vivir ayudando a los que les rodean. 

Aunque también está el abandono de los familiares a sus mayores, que viviendo en una sociedad en lo que prima es el trabajo y el culto a uno mismo, a los mayores se les relega a la reclusión de una vida más gris y asistida en residencias, aunque el primer día juren y perjuren que los irán a visitar con asiduidad...

Por lo tanto, merece la pena disfrutar de esta obra, no sólo por su historia (que nos ayudará a  conocer más a fondo la vida de los mayores y sobre todo, entenderlos mejor), sino también por su dibujo y color, con los cuales entendemos mejor todo lo que se cuenta. Sin duda, esta novela, si no fuese gráfica no sería lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario