miércoles, 6 de marzo de 2013

[Just Read]: La vida imaginaria - Mara Torres


La vida imaginaria - Mara torres

La vida imaginaria - Mara Torres

¿Qué pasa por tu cabeza cuando la persona a la que quieres se va? ¿Qué haces con tu vida cuando tienes que pensarla otra vez? ¿Te la inventas? El mundo de Nata se llena de preguntas cuando Beto la deja. Pero el tiempo no se detiene, y los episodios que Nata cuenta de su propia historia la van llevando hacia un lugar donde todo vuelve a ser posible. Novedosa y contemporánea, esta novela tiene el nervio de un relato confesional, divertido y emocionante. Pero, por encima de todo, descubre a Fortunata Fortuna, un personaje fascinante que ha venido al mundo de la ficción para quedarse.


Cuando se supo quién era el ganador del Premio Planeta 2012, tomé nota de las 2 obras que luchaban por el premio pues tenía intenciones de leerlas (por lo menos suponían 2 novelas frescas y actuales para mi lista de lecturas).

Hace poco estuve buscando en el catálogo de las bibliotecas que frecuento y encontré el libro que hoy reseño. La semana pasada llegó a mis manos de forma casi inesperada, pues sabía que lo tenía reservado pero ya se me había olvidado qué libro era... 

Lo primero que me gustó fue que no era un libro demasiado denso. Estoy enfrascada en más lecturas y no quería que se me acumulasen ni que por culpa de mi ambición de querer leer varias novelas a la vez, supusiese tener que dejar alguna de lado. 

Nada más llegar a casa ya lo empecé a leer un poco, las primeras páginas. Y ¡madre mía!... ¡Qué shock!
Pero para bien.

Me sorprendió la frescura del lenguaje, de las expresiones... Y también me gustó la manera de narrar, a modo de reflexiones personales, como si estuviésemos escuchando su conciencia o esa bocecita que tenemos en la cabeza, con la que nos hablamos a nosotros mismos y con la que reflexionamos, analizamos y nos contamos nuestra vida. Puede que ésto haya sido uno de las cosas por las que más me ha atraído, porque me he visto reflejada en ello: yo también hablo mucho conmigo misma y analizo mucho lo que hago, las acciones, lo que pasa, planeo cómo actuar, imagino mucho, pienso en el futuro sin saber si llegará a ser, busco signos, indicios en todo tipos de actos... En definitiva: la vida imaginaria de cada uno. 

La historia se divide en 3 partes que se corresponden con 3 fases en la vida de la protagonista: Fortunata Fortuna, más conocida como Nata. Y con éste nombre, tan extraño para mí, la historia ya me conquista, pues yo diría que es un nombre feo pero con mucha personalidad, como a mí me gustan. 

Cada parte se divide en una serie de capítulos que no son muy largos, por lo tanto, otro punto a su favor y al  mío, pues ya sabéis que no soporto los capítulos extremadamente largos. Eso sí, aunque algunos fuesen de 4  páginas, la longitud era más que suficiente para relatar en detalle, así que tampoco se quedaban cortos los capítulos.

Por otro lado, la temática: centrada sobre todo en afrontar la vida tras una ruptura de pareja. Así es como comienza todo: Beto ha dejado a Nata, inesperadamente... y el mundo se le viene encima. Y ¡ala!, toca hundirse en la tristeza, en el abismo de la soledad y en la obsesión analizadora de por qué me ha dejado... Y ahí me vuelvo a ver reflejada, porque:
 1) la protagonista se obsesiona y no hace más que buscar indicios para confirmar que su novio va a volver. Por ejemplo: se despidió diciendo que sería una separación por un tiempo, se despidió llamándola amor, le dijo que lo que siempre quiso era ella... ¡¡está claro que es imposible que no vuelva!!
2) oculta sus sentimientos a sus amigas... y aunque por fuera parezca que ya todo está perfecto, en el interior está todo patas arriba... es un caos... un completo abismo del cual es imposible salir y renacer...
3) la vida se convierte en una asquerosa rutina que mata, pues ya nada es igual; por ejemplo, los domingos son un asco para pasar tirados en el sofá esperando a que llegue el lunes para ir a trabajar... 

Y podría decir más cosas...

Aun así, no es una historia sólo centrada en el desamor. También surge el cambio y la esperanza. Todo es cíclico, algo viene y se va pero algo nuevo vendrá... así que no hay que agobiarse tanto. Y al final, son las pequeñas e inesperadas cosas las que nos ayudan a salir del abismo. Así es como aparece Mauro y empieza a ocupar un hueco en la vida de Nata, eso sí, no sin comederos de cabeza como por ejemplo analizar lo dicho en un sms para sacarle significado: ¿debo leer entre líneas? ¿Tenía segundas intenciones? ¿Ha quedado muy formal o rotundo?... Y para muestra un botón: ¿es lo mismo finalizar un sms escribiendo "Beso" que "Un beso"?... Pues sí.

Pero no consideréis que en esta historia sólo se habla de Nata. No. También conocemos a sus amigos y parte de sus vidas y sus historias. 

Me gusta porque es muy  natural todo lo que se cuenta. Nada lejano u ajeno a lo que los jóvenes treinteañeros viven hoy en día (incluida la mención a la crisis económica y el paro).

Y antes de acabar, un pequeño apunte a una anécdota con la que me reí. La situación en cuestión es una noche de fiesta, cuando empieza a rehacer su vida social tras el letargo casero que sigue a la ruptura. La chica se prepara con sus taconazos y mejores galas para salir y se sorprende al ver a sus amigas en vaqueros y deportivas... y al final comprende el por qué: ahora lo que se lleva es ir a discotecas petadas de gente que bailan y saltan al son de canciones sin letra... A mí esto me hace gracia porque yo soy amante de las canciones sin letra, ese estilo de música más electrócnico o dance. También me gustó la alusión a cuando el dj baja el volumen 2 segundos, parece que todo se para, pero entonces surge el subidón, pues la gente sabe que viene un temazoooooooooooooo XD

En definitiva, me gustó mucho. Y es que lo devoré (tan pronto como lo abrí, tan pronto como lo cerré por acabar). Me gustó por la historia, por la forma de contarla, por la naturalidad de lo que se cuenta, y porque si me ví reflejada en aspectos de la protagonista es porque toda la obra es algo tan real como la vida misma. Sin duda yo la recomendaría.

¿¿Ya disfrutásteis de la vida imaginaria??

1 comentario:

  1. No, no la he leído y a pesar de tu estupenda y entusiasta reseña no creo que me la lea. No me atrae lo suficiente, la verdad.
    Besos,

    ResponderEliminar