lunes, 15 de abril de 2013

[Just Read]: Celebración en El club de los viernes - Kate Jacobs



Celebración en El club de los viernes - Kate Jacobs

Un homenaje tierno y optimista a la amistad  y los lazos familiares.
Las amigas de El club de los viernes andan tan atareadas con los preparativos de la Navidad que casi no tienen tiempo de reunirse. Han cambiado muchas cosas desde su última aventura en Italia: Dakota está haciendo realidad sus sueños, Peri se dedica a diseñar bolsos con mucho éxito, Catherine está escribiendo un novela, Anita sigue postponiendo su boda, y Lucy y Darwin ya no viven en Nueva York. Durante la cena de Acción de Gracias, el padre de Dakota la sorprende con la noticia de que pasará las navidades en Escocia con la familia de su madre. Allí Dakota estrechará los vínculos familiares y establecerá una relación muy especial con su abuela Bess. 

Y con este libro, termino la trilogía de El club de los viernes. No había pensado que lo haría cuando leí el primero de los 3 libros: El club de los viernes.

En este último libro conocemos más a Dakota, la hija de Georgia, la otra mitad de Walker e Hija. Han pasado ya unos cuantos años desde lo acontecido en El club de los viernes, y un año más desde lo ocurrido en El club de los viernes se reúne de nuevo.

Tenemos a una Dakota de 21 años, en una fase en la que todos la siguen viendo como una niña pero en la que ella se siente cada vez más adulta y por lo que quiere empezar a dar la talla, lo que conlleva a que quiera hacer y abarcar más de lo que puede. Por lo tanto, por un lado se trata esa fase de la vida en la que quieres empezar y despegar por tí mismo, dedicarte a tu profesión y llegar a lo más alto, esforzarte mucho pero absorberte tanto en ello que olvidas que en la vida hay algo más importante que trabajar: la familia, los amigos, la vida social, vivir el hoy, el día a día, y a vivir como si no hubiese un mañana.

Por otro lado, se trata también el miedo a los cambios. Es verdad que desde el primer libro se ha notado el paso del tiempo y la evolución en la vida de cada uno de los personajes (tal cual es la vida misma en la realidad). Siempre llega un punto en el que te das cuenta que cada uno va encontrando su sitio pero que puede implicar que tu camino se separe de el de los que estaban contigo hasta ahora. Es ahí donde esta obra nos enseña que no hay que tener miedo, y que si algo te unió, si la unión es verdadera, la distancia no tiene por qué poner un punto final a esa unión. 

En cuanto a la historia, decir que la mayoría de ella se cuenta a través de diálogos. Hay un capítulo que tiene algo más de descripción, lo que incluso me aborreció un poco, porque era descripción relativa lo que había en la casa de la bisabuela de escocia  y lo que allí hacían... pero lo demás estuvo bien. También en esta obra se habla mucho de Georgia, protagonista que sigue muy presente en la historia. De este modo, se introducen pequeñas historias de la misma de tiempos pasados que sirven para dar más fuerza las pequeñas lecciones que Dakota va aprendiendo a lo largo de la historia. 

He de decir que me ha costado un poco leerlo. Lo empecé porque ya que lo encontré, quería así poner fin a esta trilogía, que según mi punto de vista, no hace falta leerla completa si uno no quiere. Puedes quedarte con la primera muy a gusto. Eso sí, la segunda sin la primera, no sería lo mismo, pero en el caso de ésta última, casi que podría leerse por separado sin problemas, pues al inicio se habla mucho de todo lo ocurrido en las 2 anteriores obras, por lo tanto es una parte muy introductoria a toda la historia que se tiene entre manos. 

Pero volviendo al tema, me costó leerla al principio. No le encontré ese sexapil necesario para que la lectura te atraiga. Pero seguí leyendo. Hacia la mitad empezó a aborrecerme otro poco... pero luego se le sumó el deadline de mi préstamo (pues este libro lo cogí de la biblioteca) y me tuve que poner las pilas. Y leer y leer a velocidad astronómica, hasta darme cuenta que había llegado al final. Y entonces, levanté la cabeza del libro y  me dije: "¡Eh! El final no estuvo nada mal. Valió la pena leerlo."

Y como colofón, comentaros que al final del libro se incluyen unas notas sobre cómo tejer algunas piezas mencionadas en la historia y, sobre todo, unas cuantas recetas de todas las cositas ricas y dulces que también aparecen. Así que con esta historia te llevas 2 lecciones al precio de una: la de la vida y la culinaria ;)

¿Os atrevéis con Celebración en El club de los viernes?

PD: con esta reseña participo en la iniciativa de Abril, el mes del chick-lit de blog de lecutra Inés y sus libros.

1 comentario:

  1. No he leído esta trilogía y me has dejado con las ganas de hacerlo.
    Recuerda incluir el enlace de las reseñas de Chick Lit en el post inicial que publicaste.
    Besitos.

    ResponderEliminar