martes, 14 de mayo de 2013

[Just Read]: Hotel Iris - Yoko Ogawa



Hotel Iris - Yoko Ogawa

Maestra en el arte de crear atmósferas perturbadoras y personajes inquietantes, Yoko Ogawa sitúa en una pequeña población costera y durante la sofocante estación estival una turbulenta historia de iniciación y de amor. La joven recepcionista del Iris presencia una violenta escena entre una prostituta y un hombre ya maduro en el vestíbulo del hotel. La voz masculina, autoritaria y firme, ejerce sobre ella una extraña atracción. Un día, mientras está en el mercado, reconoce al hombre, lo sigue sin saber muy bien por qué y habla con él. A partir de entonces un hilo sutil pero inquebrantable irá irá tejiendo alrededor de la adolescente y del solitario y tímido traductor de ruso una espesa red cargada de dependencias mutuas, rituales carnales, humillaciones; una complicidad construida sobre las bases del sexo, el amor y la muerte. Para la joven es un descubrimiento; para el hombre, esta relación tal vez sea el único remedio con que aplacar un antiguo dolor. 

"Concluída la lectura, seguirá obsesionándote." Page des librairies
"Ogawa escribe historias lineales, aparentemente simples, en las que cada elemento es como el aviso de una catástrofe inminente." Les Inrockuptibles
"Ogawa escribe libros sensuales y amenazadores, lentas deflagraciones en las que la iniciación se ritualiza en la confrontación." Lire
"Una incursión en el amor verdadero, sutil. Una novela sublime e inquietante." Tribeca

Tenía muchas ganas de leer algo de Yoko Ogawa, concretamente desde el año pasado, cuando empecé a aficionarme a leer blogs literarios y cuando me conocí de la existencia de esta autora. Ahora, con mi reciente "obsesión japonesa", por la que me estoy interesando por la cultura japonesa en todos sus ámbitos: gastronomía, literatura, historia, vida... etc., tengo más ganas aún de leer obras de autores japoneses. Y me pareció que empezar con Yoko Ogawa, autora que al menos ya me sonaba su nombre, no sería mala idea. 

Así que me decanté por algo ligero en cuanto a número de páginas pero interesante. Y escogí "Hotel Iris". La verdad que con leer sólo la sinopsis, interesante se veía, aunque más bien tendría que decir que me resultaba bastante curioso. 

No me llevó mucho leerlo. Me llegó a cautivar en el sentido de que quería seguir leyendo para saber qué más pasaba, y eso parece chocante cuando hablas de una historia que se cuenta de forma lineal, sin  aparentes sobresaltos. Efectivamente, comparto la opinión de que Yoko Ogawa escribe historias lineales, aparentemente simples, pero en las que cada elemento es como el aviso de una catástrofe inminente. Empiezas a leer y sabes cuál es el día a día de la protagonista, cómo conoce al traductor de ruso, cómo es su vida, sus encuentros, pero todo con mucha armonía, sencillo pero apasionante, sensual... y efectivamente una vez concluyes la lectura, te sigues obsesionando. 

Para mí ha sido otra lectura más de las que, una vez terminada, te quedas como un poco extrañada, como si  las piezas del puzzle no acabasen de encajar, como que no entra en la cabeza lo que ha ocurrido. Sin duda la historia para mí es muy chocante, no acabo de entender la pasión y fidelidad de la joven hacia el traductor... pero no con ello quiero decir que no pueda ser cierto lo que se nos cuenta. Sólo me resulta raro quizás porque no he tenido esa experiencia o no me veo en ella, pero quién sabe... ¡nunca digas no!

Por lo tanto, una pequeña obra (de extensión, ciento y poco páginas) muy curiosa y que recomiendo leer. Sin duda, otra manera de leer y disfrutar de algo que aparentemente es simple pero resulta ser muy perturbador. Te llega, engancha y encima te deja perplejo. Sin duda recomiendo la lectura de Hotel Iris. No sé si será la mejor obra para empezar con esta autora, pero a mí no me ha ido mal, incluso ya tengo entre manos otras obras de la autora (^_^)


Y tú, 
¿te hospedas y te dejas llevar por "Hotel Iris"?

1 comentario:

  1. Pues ya me leí unas cuantas obras de esta autora pero esta en concreto, no. Me la llevo anotada...
    Besines,

    ResponderEliminar