viernes, 19 de julio de 2013

[Just Read: manga] Tokyo Style - Moyoco Anno



Tokyo Style - Moyoco Anno

Matsukata Hiroko es una mujer de 28 años de edad, es fuerte, independiente, talentosa y muy trabajadora. Es editora en la revista semanal JIDAI, y sus colegas la llaman Hataraki Man (literalmente "hombre trabajador") a causa de su dedicación al trabajo. A pesar de ser exitosa en el ámbito laboral, su vida no es lo que ella esperaba, dado que ocupa la mayor parte de su tiempo en las actividades del trabajo.

Llegó a mis manos este manga de la mano de un sorteo en el blog Entre lápices y pinceles. Y me emocioné un montón porque eran los primeros tomos manga que iba a tener (hacía como medio año que había empezado a leer manga y aún no había comprado ninguno, no estaba suficientemente puesta en el mundo como para decidirme a dar el paso de comprar alguno, además, que cuando lo hiciese, quería que fuese de alguna obra muy significativa para mí, que fuese un tesoro el tenerla.)

Como no sabía mucho ni del manga ni de su creadora, indagué por la blogosfera en busca de info y reseñas... y ¡jo! La mayoría de las reseñas no eran muy buenas, no dejaban en muy buen lugar a este manga...

Pero nadie podría estropear mi ilusión. Así que hoy hice de tripas corazón y me puse manos a la obra con mis 4 tomos de Tokyo Style. 

El dibujo no está mal, eso sí, con muchos detalles a veces, así que tiene bastante curro detrás. Hay escenas llenas de detalles, tanto de paisajes como de cosas que puede haber en una amplia mesa llena de papeles de la redacción de una editorial. 

Más que contar una historia con una linealidad y continuidad, que en parte también lo es (conocemos la vida de Hiroko Matsukata), son como lecciones de vida, de sucesos, de personalidades, de maneras de afrontar nuevos retos, de luchar. Cada capítulo cuenta una historia relacionada con Hiroko, su trabajo y sus compañeros. Un capítulo no tiene por qué guardar relación directa con el anterior. Algunas cosas se mantienen, como por ejemplo lo relativo a la vida sentimental de Hiroko o su puesto de trabajo.  Por eso, creo que en este estilo es en lo que radicaba el que las reseñas leídas no fuesen muy favorables, porque no se nos cuenta una historia durante 4 tomos, sino que es como una especie de diario sobre la vida de Hiroko, una chica obsesionada con trabajar. Con ellos, y con cada capítulo, conocemos sucesos en los que se llega a una conclusión y que guardan relación con el título del mismo, por ejemplo: "La que se mata a trabajar", "El del ramen", "La que siempre miraba atrás", "La que seguía siendo princesa"...

Quizás todo ello es lo que ha contribuído a que a mí este manga sí me gustase, y porque además, me acerca más la vida y estilo de vida japonesa. Es también, una forma de conocer a los Hataraki Man

La cultura japonesa la conoces observando los detalles: lo que comen, cómo lo comen, dónde, las posturas que tienen, cómo son las casas, las oficinas, los espacios exteriores... Y la cultura Hataraki Man la conoces viendo el día a día de Hiroko: 100% pendiente del trabajo, desdejando todo lo demás por el trabajo (y cuando digo todo, es todo...) A su vez, también conocemos el mundillo editorial en Japón. Y es que este es un manga perteneciente a la vida laboral que además trata temas sociales y serios, como por ejemplo, el del vertido ilegal de basuras, desechos industriales, corrupción de políticos, el patrimonio de la humanidad, la veracidad de las fuentes periodísticas, estafas... etc

Eso sí, tengo que decir que la forma de expresarse de la autora no la he llegado a entender en algunos momentos, por lo que hay veces en los que avanzas para seguir adelante y ver si te aclaras, porque no acabas de pillar lo que quiere decir o a lo que se refiere (no sé si esto sólo me habrá pasado a mí, pero ahí queda). Por lo demás, todo positivo. Eso sí, he tardado como medio año en leerme los 4 tomos, pero es que no puse de seguido con él. Lo que sí procuraba era leer cada tomo de varias sentadas seguidas y no dejarlo a medias para no romper tanto con el hilo de la historia. Solía leerlo aprovechando los minutos previos a echarme a dormir o en ratos muertos. 

Por lo tanto, si quieres conocer un poco más la cultura japonesa, destacando sobre todo la faceta de los hataraki man, y de entre ellos, la tenacidad de una mujer en el mundo editorial gobernado mayoritariamente por hombres, éste es tu manga. Doblemente más satisfactorio porque a parte de leer también descubres con el sentido de la vista a través de las imágenes. Una manera más (y divertida) de acercarte a algo nuevo. Especialmente dedicado para chicas de 18 a 30 pero abiertas también a público masculino. 

Y vosotros, ¿sois unos hataraki Man?

No hay comentarios:

Publicar un comentario