lunes, 26 de mayo de 2014

Días con historia (3)



Crgc moto -  yamaha  xt 125 r - domingo pasión monte Asturias instagram


Hace mucho que no publico entrada alguna. Lo sé...
:'(
Pero este año estoy bastante ajetreada... Los días no dan para mucho y encima mi afición lectora está bajo mínimos... pero tengo el firme propósito de enmendarlo a partir de mediados de año.

La cuestión es que, por ahora, no quiero dejar este espacio de lado. Y si bien no puedo llenarlo de contenido con la frecuencia que a mí me gustaría, al menos no dejaré de compartir con vosotros mis ideas, lecturas, impresiones e incluso vivencias. Como la de hoy.

Este año me estoy encontrando con que la vida, al fin, empieza a ser bella (al menos en el plano más personal). Parece que empiezo a encontrar mi propio hueco en este entramado de vidas llamado mundo. Empiezo a sentir que tengo por delante una vida que me pertenece y en la que yo soy la autora y controladora / decisoria de lo que pasará. Y que al  fin empiezo a encontrar las piezas que encajan en ese camino que todos recorremos llamado vida. Al fin siento que tengo las alas para empezar a volar por mí misma, crear mi propia vida paralela a la que mi familia me ha dado hasta ahora. :)

Y relacionado con ello está la imagen de la entrada de hoy.

Ésta no ha sido la primera vez que he montado en moto, pero digamos que las poquitas que lo había hecho antes no tenían nada que ver con ésta (ni por el trayecto, ni el tipo de moto ni siquiera la compañía, muy importante y vital en este caso).

Lo que hace que este día se quede como un "Día con historia" es que si bien ya tenía muchas ganas de montar en moto y probar la experiencia, al final ha resultado muchísimo mejor de lo esperado... ¡¡Muchísimo mejor de lo imaginado!!


Son esas pequeñas cosas de la vida que hacen que vivirla valga la pena, que te dejan con un gran sabor de boca , con un regusto dulce en los labios que no puedes dejar de lamer mientras piensas absorta en repetir la experiencia...  (y pronto)... Estos momentos me demuestran que la vida sí que vale la pena, y sobre todo, poder compartirla con alguien con quien cada pequeña actividad es un vínculo más, un lazo, que hace que algo que te parecía extraño y ajeno a tí, o incluso una ilusión utópica que jamás se llegaría a cumplir,  se pueda llegar a hacer realidad y convertir en un goze extremo (mutuo y recíproco), en un momento único e inigualable, donde te sientes libre, te sientes de verdad tal y como eres.

Así que con este "Día con historia" espero inaugurar una larga y placentera temporada de paseos/rutas en moto (y quién sabe si algún día llegaré a conducir una XD)

¡¡A disfrutar de la vida y sus momentos!!

2 comentarios:

  1. Qué bien Rousmina! Me alegro mucho de que te sientas así de estupenda! :)

    Un beso fuerte y a seguir así de bien!!

    Que tengas una semana genial!

    Besos!

    ResponderEliminar